Sin duda alguna, las redes sociales reinventaron la forma en que se obtiene información, se propagan las noticias y se comunican los políticos del mundo. Twitter es una de las vías por la cual se puede encontrar información de forma rápida; sin embargo, es importante considerar que el emisor de la noticia sea un usuario verificado y que cuente con buena reputación.

Política, noticias y redes sociales

Las redes sociales sirven de termómetro para medir la popularidad, por ello, los políticos suelen utilizarla con mucha frecuencia. No sólo para hacer propaganda política, sino también, para realizar anuncios a sus electores, en el caso de ser candidatos y decisiones que hayan tomado luego como jefes de estado. Trump es un ejemplo extremo de cómo las redes sociales pueden emplearse.

Fiel a su estilo e impulsos, Trump es conocido por tuitear impulsivamente, a veces sin ningún filtro, eso puede encantar o no a sus seguidores. Ese tipo de comentarios no se realizaban hace 50 años atrás, en donde la figura presidencial estaba rodeada de asesores que controlaban minuciosamente todas las comunicaciones que hacía el mandatario de turno.

Los jefes de estado suelen comunicarse mediante las redes sociales y eso los hace cercanos, o quizás desean que las personas perciban eso. Muchos jefes de Estado de Latinoamérica lo utilizan hoy en día, siendo tal vez uno de los pioneros el presidente Chávez de Venezuela, cuya cuenta en tweeter alcanzó cientos de miles de seguidores incluso antes de su lanzamiento oficial.

No sólo los jefes de gobierno, políticos y otras personas con altos cargos utilizan las redes para manifestarse. Muchos organismos del estado están en constante comunicación con sus ciudadanos mediante fotos, vídeos e infografías. Las cuentas de partidos políticos, municipios y gobernaciones se mantienen activas brindando información de salud, eventos, obras realizadas, recomendaciones, servicios y mucho más. Las noticias y decisiones políticas se leen mediante los teléfonos inteligentes, en periódicos digitales, blogs y redes sociales.